El material de calcita se alimenta a la trituradora de mandíbula y se tritura hasta conseguir el tamaño de partícula deseada. Se eleva a la tolva de almacenamiento y luego de envía por medio del tamiz vibratorio de manera uniforme, cuantitativa y continua al molino de calcita. Luego de que se termina de moler, la calcita se sopla y luego se grada en un separador de polvo en línea con la fineza del polvo. Fluirá por medio de las tuberías hacia un recolector ciclón grande y luego se separará utilizando una válvula de descarga para formar el producto de polvo de calcita final.